EL UNIVERSO DIGITAL (20 DE ABRIL DE 2005)

 

El Parque Nacional será el cuarto en extensión y afectará a 37 municipios

 

La Comunidad de Madrid propondrá que el futuro Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama ocupe una superficie de 73.000 hectáreas, lo equivalente a casi el 10 por ciento del territorio de la región, según figura en el estudio previo del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de este espacio natural, en el que un equipo de expertos lleva trabajando un año y medio, coordinado por el catedrático Eduardo Martínez de Pisón, y que fue entregado ayer a la presidenta regional, Esperanza Aguirre.
     
   Eduardo Martínez de Pisón entrega a Esperanza Aguirre uno de los tomos del PORN   
El PORN es un documento preceptivo para que la Sierra de Guadarrama sea declarada finalmente como Parque Nacional, un proyecto que también implica a Castilla y León, en su vertiente segoviana, y que está supeditado a la decisión final del Ministerio de Medio Ambiente.

Financiación
En rueda de prensa celebrada en la Real Casa de Correos, sede de la presidencia del Ejecutivo autonómico, Aguirre confió en que este proceso, iniciado hace más de 80 años, pueda culminarse dentro de esta legislatura y explicó que la propuesta de los expertos será objeto de consulta ahora con los ayuntamientos implicados -son 37 municipios los que están afectados por el ámbito de planificación del PORN- y otras entidades interesadas. A este respecto, Aguirre subrayó que “para asegurar una gestión de la máxima calidad” el Parque Nacional del Guadarrama, que sería el cuarto más extenso del país, “deberá contar con suficiente financiación, equiparable” a la que tienen otros de características similares en España, así como “un nivel de ayuda adecuado para los municipios incluidos en el área de influencia socio-económica de la Sierra de Guadarrama si queremos que este proyecto cuente con el apoyo de esos municipios y se concrete de la mejor forma posible”. También hizo hincapié la presidenta madrileña en que “se mantengan los aprovechamientos y usos tradicionales que existen hoy en buena parte de la Sierra, como la actividad ganadera, los aprovechamientos madereros y la pesca”. “Es muy importante que tengamos en cuenta no sólo la opinión de quienes habitan, cuidan y viven en la sierra, sino que les observemos y aprendamos de sus costumbres, de sus modos de cuidar la vegetación y de respetar la montaña”, agregó.

Aguirre destacó la “absoluta independencia” del equipo de expertos coordinado por Martínez de Pisón y les felicitó por haber elaborado el “estudio más exhaustivo que se ha hecho nunca” sobre la Sierra de Guadarrama, a la que se refirió como “un auténtico tesoro que queremos y tenemos que preservar”. Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano Zabía, dijo que el documento realizado por los expertos tiene “extraordinaria calidad y rigor” y que constituye “un paso fundamental” para lograr la declaración de Parque Nacional, un proyecto en el que “todos estamos comprometidos -recalcó- y tenemos una gran ilusión”.

Las cifras

73.000 hectáreas (34.000 de parque y 39.000 de zona periférica de protección). 27.000 hectáreas de zona de transición. 80 años de proceso. 37 municipios afectados. La cota mínima se sitúa en 1.150 metros (El Paular) y la máxima en 2.428 (Peñalara). En la Sierra está representada el 45 por ciento de la fauna ibérica y el 18 de la europea. El trabajo del equipo dirigido por el catedrático Eduardo Martínez de Pisón ha ocupado un total de 20 tomos.