El Universo Digital, 15 de Diciembre de 2005

El catedrático eduardo Martínez de Pisón dirige el equipo encargado de diseñar el proyecto

“La sierra de Guadarrama adquirirá mayor entidad como parque nacional”


Eduardo Martínez de Pisón, catedrático de la Universidad Autónoma, es el director del equipo redactor del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) encargado por la Comunidad de Madrid para la declaración de la sierra del Guadarrama como parque nacional. La histórica pretensión de que la sierra goce de la máxima protección está cada vez más cerca de hacerse realidad, aunque falta por saber cuándo y cómo.

El pasado 26 de noviembre, en unas jornadas organizadas por IU en El Espinar a las que también asistió Valentín Cabero, redactor del PORN de Castilla y León, Martínez de Pisón se mostraba optimista y a la vez prudente en sus opiniones.

 

Pregunta.-¿Cuando habrá un parque nacional de la sierra de Guadarrama?
Respuesta.- No lo sé. Creo que en lapso muy breve se terminará por parte de Castilla y León, e igualmente nosotros terminaremos del todo con la parte normativa y dispositiva de la Comunidad. Entraremos en 2006 con la parte de la Comunidad de Madrid finalizada a la espera del trabajo de Castilla y León. Luego esto tiene que pasar por las Cortes y el organismo autónomo de parques nacionales, todos ellos tiene que decir cosas.

P.- ¿Y si el PORN de Castilla y León se retrasa?
R.- No se va a retrasar. Que no se conjugue ese verbo.

P.- ¿Está satisfecho con la propuesta de zonificación de parque nacional que presentó, basándose en su trabajo, el consejero Mariano Zabía el pasado mes de abril?
R.- Yo soy el principal responsable del documento que se presentó y por lo tanto estoy conforme con él. Esto es lo que yo he hecho, no estoy en la política sino en el aspecto técnico. Hago las propuestas después de un estudio muy serio y ponderado. Estas son propuestas indicativas, no son de momento normativas y pueden tener unas modificaciones, adaptaciones y mejoras, que a fin de cuentas es lo que se espera de la intervención de los demás.

P.- Desde la oposición al PP en Madrid y desde algunas agrupaciones ecologistas, se insinúa a veces que la Comunidad no tiene una verdadera voluntad de sacar adelante un parque nacional que, por ejemplo, limite el crecimiento urbanístico en la sierra. ¿Usted qué opina?
R.- Yo no puedo leer en el cerebro de la gente. En mi relación con la Comunidad, siempre que me han dado algún tipo de indicación, ha sido muy razonable y sobre temas técnicos. En todo momento he tenido total y absoluta libertad, he gozado de una independencia exquisita. No puedo deducir que haya ninguna animadversión hacia el parque, yo creo que lo quieren sacar adelante. Durante mi trabajo no han tenido una actitud influyente.

P.- Algunos municipios que están dentro de estas zonas de transición tienen previstos desarrollos urbanísticos importantes. ¿En qué puede afectar la declaración de parque nacional para que estos planes se lleven o no a cabo?
R.- Donde está la legislación de parque está clarísimo, pero en lo que no está depende de una decisión que tiene que tener cierta convergencia con lo que hemos hecho nosotros, y que tiene que venir de (la Dirección General) Urbanismo y Ordenación del Territorio. La aureola externa que rodea el parque tiene que entrar en una especie de pacto dentro de la Consejería de Medio Ambiente, pero esto es algo que a mí no me concierne. El PORN que hemos hecho, repito, lo que hace es aplicar la ley vigente. Sobre lo que está fuera de la legislación solo podemos recomendar, pero las competencias las tienen otras instituciones. Hemos hecho un plan previo a la declaración de parque nacional, no una previsión del urbanismo. Como hemos visto que el urbanismo amenazaba la parte baja del parque hemos propuesto una zona de transición, de amortiguación, pero no podemos hacer más.

P.- ¿Qué va a significar para los municipios que están en las zonas acotadas o limítrofes la declaración de parque nacional en la sierra del Guadarrama?
R.- Dada la abundancia de uso moderado propuesto, no va a haber grandes incompatibilidades si se lleva a efecto como nosotros hemos dicho. La única incompatibilidad sería la falta de respeto a la sierra, las actuaciones que podrían ser dañinas. Pero por lo demás hay una gran cantidad de actividades que se podrán seguir haciendo, pero de forma regulada. Yo espero un nivel de respeto y civilización muy alto. Un parque nacional pasa a ser una estrella que brilla en el firmamento nacional e internacional, por lo que Guadarrama adquiere una entidad, un personalidad territorial mucho mayor. Va a haber una evolución y los pueblos notarán un cambio, pero es que este cambio viene de todas maneras. Para este cambio hay dos modelos: el desfigurador, de entregar la sierra al turismo y a la segunda residencia, y el civilizado, que es entregarlo a un modelo noble de protección natural.