Ecologistas en Acción, 26 de Noviembre de 2005

 

FALTA DE TRANSPARENCIA SOBRE EL FUTURO DEL PARQUE NACIONAL DE GUADARRAMA

Ecologistas en Acción acusa a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de falta de transparencia y oscurantismo en relación con el procedimiento de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. La organización teme que la ausencia de información y participación se deba a que la Comunidad de Madrid esté desarrollando una estrategia de marketing verde cuyo objetivo final sea no limitar las actuaciones urbanísticas del piedemonte serrano.

Ecologistas en Acción siempre ha defendido la propuesta de declaración de un Parque Nacional en las dos laderas del Guadarrama. De hecho apoyó al anterior equipo de gobierno cuando anunció su intención de otorgar esta figura a la Sierra. Sin embargo, después del tiempo transcurrido y conociendo la política de la actual Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la organización alberga dudas razonables sobre la oportunidad de esta declaración.

Por lo que se sabe, la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León están trabajando en la elaboración del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Sierra de Guadarrama. Este tipo de documento sirve para realizar una diagnosis ambiental y socioeconómica del territorio. De acuerdo a los resultados de estos estudios se proponen las figuras de protección (Parque Nacional, Parque Regional, etc) más adecuadas de acuerdo a los valores naturales y a los objetivos de conservación.

Sin embargo, el pasado mes de abril, antes de finalizar el PORN de la Sierra de Guadarrama, y tras la entrega de la documentación elaborada por el equipo de expertos, la Consejería de Medio Ambiente, presentó públicamente una propuesta de zonificación. Nada más se ha vuelto a saber desde entonces. Se desconoce qué equipo está redactando el PORN, quien dirige estos trabajos o, cómo se coordinan con el equipo que está elaborando el PORN de Castilla y León. La falta de transparencia, el oscurantismo y la total ausencia de participación de los sectores interesados son un hecho. Este proceder choca frontalmente con la Ley de Conservación de los Espacios Naturales que obliga a que estos procedimientos sean abiertos y participativos.

En cuanto a la propuesta de zonificación, elaborada por la Consejería de Medio Ambiente, Ecologistas en Acción, ve con alarma algunos aspectos. Es de destacar cómo se anteponen intereses de diversos sectores a los de la protección de la naturaleza. En este sentido hay que señalar la ridícula propuesta de zonas de reserva, dejando fuera valiosos enclaves. De esta forma no se limitarían ciertos usos, en ocasiones, incompatibles con los objetivos de conservación. Es preocupante la propuesta que se hace sobre el Pinar de los Belgas. Este monte situado en el Alto Lozoya incluye la población de buitre negro (ave en peligro de extinción) más importante de la Comunidad de Madrid, la segunda de España y la séptima del mundo. A pesar de ello su inclusión en el futuro Parque Nacional se condiciona a que se pueda seguir manteniendo la actividad forestal. Es decir, si el propietario puede seguir cortando árboles se incluiría en el Parque Nacional, en caso contrario, no se incluiría.

Más inexplicable aún es el tratamiento que se pretende dar a los futuros desarrollos urbanísticos en las zonas que se denominan de Transición. La propuesta dice textualmente: Los desarrollos urbanísticos y de áreas de actividad deberían ubicarse en los suelos que actualmente tienen la calificación de no urbanizable común. Es decir que se está legitimando la expansión urbanística fuera del suelo urbanizable. Así, se permite, sin límite alguno, construir en lo que los ayuntamientos tienen clasificado actualmente como suelo no urbanizable común y que históricamente se ha dedicado a actividades tradicionales, especialmente ganadería, agricultura y zonas de huertos. Por ello, estas zonas suelen tener un elevado valor paisajístico y cultural.

Hay que tener en cuenta que los municipios de la zona de la Sierra están haciendo propuestas absolutamente descabelladas sobre recalificación de terrenos en suelo con este tipo de clasificación. Cabe destacar Garganta de los Montes, en el Valle del Lozoya, Soto del Real, Cercedilla, Miraflores, etc. Ecologistas en Acción, ve con alarma que se permitieran estos desarrollos, ya que serían incompatibles con la conservación de los valores naturales d ella Sierra.

Hace algo más de un mes, Ecologistas en Acción, presentó a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio comentarios en los que se incluían estas dudas y temores. Sin embargo, hasta la fecha no se ha obtenido contestación alguna. Por tanto, aunque Ecologistas en Acción, siempre ha defendido y ha sido partidaria de la declaración de un Parque Nacional en la Sierra de Guadarrama, no apoyará una propuesta que lejos de buscar la protección y conservación de las dos laderas de la Sierra, se limite a legitimar las recalificaciones previstas y a revalorizar las promociones urbanísticas del piedemonte serrano.


Publicado en: http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=3508